| 1 de marzo de 2021

A PFRG envíalle unha carta ao Presidente do Goberno recordándolle que a axenda feminista non é un obxecto de negociación política

Ante o anunciado encontro entre Pedro Sánchez e Pablo Iglesias para conciliar posturas que permitan cumprir as promesas políticas das formacións que ambos representan, a PFRG fíxolle chegar ao presidente do goberno unha carta persoal na que amosamos a nosa preocupación polas materias que serán obxecto de negociación nese encontro.

Lembrámoslle, así mesmo, que a axenda feminista ten obxectivos propios e diferenciados dos de outros colectivos que, de verse ameazados, serán respondidos coa contundencia esperable dun movemento da envergadura do feminista.

Texto íntegro da carta:

Estimado Sr Sánchez,

Ante el anunciado encuentro que tienen previsto manterner en los próximos días el Sr Iglesias y usted, en el que tratarán de conciliar posiciones políticas que satisfagan las promesas programáticas de sus respectivas formaciones, las feministas nos sentimos comprensiblemente preocupadas por las materias que serán objeto de esa negociación.

Desde los años 80 hemos asistido a una reacción neoliberal y patriarcal que amenaza con suponer un retroceso en los derechos y libertades de las mujeres. En un buen número de países ya lo ha supuesto. Lo que se ha denominado como estudios queer no pertenece a la Teoría Feminista. Los estudios queer defienden el sujeto político de las disidencias sexuales. La teoría feminista a las mujeres. Esta cuestión, lejos de considerarse un mero debate academicista, ha venido a socavar las dos categorías que hemos empleado para explicar la subordinación sexual de las mujeres por el hecho de serlo: el sexo y el género.

Desde el Ministerio de Igualdad, defensor de las referidas teorías, se habla de sexo asignado y autodeterminación de género. A nosotras, las mujeres feministas, la deriva patriarcal del Ministerio nos ha dejado perplejas. Quizá le parezca una obviedad tener que recordar esto, pero en este contexto semeja ser un acto de valentía y de rebelión: el sexo no se asigna, se observa. El sexo es la realidad material a partir de la que se nos jerarquiza. Es el sexo sobre lo que el patriarcado se articula. Señor Presidente: nos parece de una gravedad extrema blindar en el ordenamiento jurídico el género como si fuese una identidad elegida. Se trata de ciencia, no de filosofía: Ser mujer no es sentir que lo eres. Eso recibe otro nombre: género. Y el género no se elige, es una herramienta de opresión.

La desaparición de la categoría legal del sexo a favor de identificaciones subjetivas, implica el vaciado de aquellas herramientas legales pensadas para combatir la desigualdad estructural y la violencia contra la mujer, directamente relacionadas con su categoría sexual, que perderían todo su sentido.

Así pues, deseamos y confiamos que el respaldo a la anunciadas pretensiones legislativas en materia de Igualdad de sus socios de gobierno no sean consideradas objeto de la negociación, a cambio de satisfacciones en materias de otro orden, sacrificando una pieza por cobrarse otra de mayor interés estratégico.

Dada la relevancia de esta cuestión, el movimiento feminista actuará con la misma proporcionalidad que los efectos de los acuerdos surgidos del referido encuentro.

Atentamente,

Plataforma do Feminismo Radical de Galicia